Noticias

Lates Post
Huevos, una gran fuente natural de vitamina D

Huevos, una gran fuente natural de vitamina D

La vitamina D es un nutriente esencial para el desarrollo óseo, la salud esquelética, la salud de los músculos y la regulación del sistema inmunológico; sin embargo, se estima que 1 de cada 8 personas en todo el mundo tiene una deficiencia o insuficiencia de vitamina D. Hay muchas razones para asegurarse de alcanzar la ingesta diaria recomendada de este nutriente vital y, como una de las pocas fuentes alimenticias naturales de vitamina D, los huevos pueden ayudarlo a lograrlo.

La vitamina D es un nutriente esencial con varias funciones importantes. También conocida como la "vitamina del sol", la vitamina D se produce en la piel en respuesta a la luz solar y también se produce naturalmente en una pequeña cantidad de alimentos, incluidos los huevos.

Buenas fuentes de vitamina D

La mejor fuente de vitamina D es la luz solar. Sin embargo, disfrutar de alimentos como los huevos, que contienen vitamina D de forma natural, como parte de una dieta saludable y equilibrada, puede ayudarlo a satisfacer sus necesidades diarias de vitamina D.

La vitamina D solo se encuentra en una pequeña cantidad de alimentos que incluyen:

  • Yemas de huevo
  • El pescado azul
  • carne roja
  • Hígado
  • Champiñones

La investigación ha encontrado que una porción promedio de 2 huevos contiene 8.2 mcg de vitamina D, una porción sustancial de la ingesta dietética recomendada de vitamina D, lo que los convierte en una gran adición a la dieta para apoyar la ingesta de niveles adecuados de este vital vitamina.

¿Por qué es importante la vitamina D?

Una de las funciones más importantes de la vitamina D es la regulación de la cantidad de calcio y fosfato absorbidos por el cuerpo, contribuyendo al crecimiento y desarrollo normales de los niños y manteniendo la salud de nuestros huesos, dientes y músculos a medida que envejecemos. La vitamina D también apoya el funcionamiento normal del sistema inmunológico, que es la primera línea de defensa del cuerpo contra infecciones y enfermedades.

el papel de la Vitamina D en el sistema inmunitario

Además de estos beneficios primarios, la investigación sugiere que la vitamina D también puede desempeñar un papel en la lucha contra la enfermedad, reduciendo la depresión y protegiendo contra algunos cánceres. La investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition sugiere que la vitamina D puede ayudar a reducir la posibilidad de desarrollar gripe. Si bien la investigación adicional sugiere que la vitamina D puede desempeñar un papel importante en la regulación del estado de ánimo, un estudio encontró que las personas con depresión que recibieron suplementos de vitamina D notaron una mejoría en sus síntomas.

La deficiencia de vitamina D

La vitamina D es esencial para la salud ósea, y las deficiencias prolongadas pueden tener un impacto perjudicial en la salud ósea tanto de niños como de adultos, al mismo tiempo que afectan la función del sistema inmunológico.

 

Sin suficiente vitamina D, el cuerpo sólo puede absorber entre el 10% y el 15% del calcio de la dieta, pero cuando hay niveles adecuados de vitamina D, esta cifra puede duplicarse con creces hasta llegar al 30 o 40%. La falta de vitamina D en los niños causa raquitismo, mientras que en los adultos causa osteomalacia. Además, la investigación sugiere que la deficiencia de vitamina D también puede estar relacionada con un mayor riesgo de eventos cardiovasculares y el desarrollo de esclerosis múltiple, artritis reumatoide y otras enfermedades autoinmunes.

Carencia de Vitamina D en la población

Aunque la vitamina D se llama comúnmente la 'vitamina del sol', en los últimos años los estudios han encontrado que incluso aquellos en climas soleados pueden tener niveles insuficientes de vitamina D. Cambiar los factores del estilo de vida, que incluyen pasar más tiempo en interiores, evitar el sol y protegerse parareducir la probabilidad de desarrollar cánceres de piel, y los niveles de contaminación pueden afectar el nivel de vitamina D que el cuerpo es capaz de sintetizar. Por tanto, el consumo de alimentos que contienen vitamina D de forma natural, como los huevos, puede contribuir a la ingesta de niveles adecuados de vitamina.